top of page
Buscar
  • Foto del escritorRodrigo Hermosilla

La Súper Lucha de la Tercera Ola

Aquí repasamos algunos temas del libro “La Tercera Ola”, de Alvin Toffler, extraídos de la Introducción y del Capítulo I, denominado “La Súper Lucha”.



Un clásico escrito en 1980 que debe ser leído por todo aquel que quiera comprender mejor el mundo, el acontecer organizacional y personal del siglo XXI.


Como escribió Toffler:

"Hacer preguntas profundas sobre el futuro no es solo con curiosidad intelectual. Es una cuestión de supervivencia"

"Está surgiendo una nueva civilización. Trae consigo nuevos estilos de familia, formas de trabajar, amar y vivir. Una nueva economía, nuevos conflictos políticos y, más allá, una nueva conciencia.


El amanecer de esta nueva civilización es el evento más explosivo de nuestras vidas.

La humanidad se enfrenta a un salto que trae una forma de vida genuinamente nueva.


Desafía todas las relaciones de poderes, privilegios y prerrogativas. Es altamente tecnificado y no industrial, basado en fuentes de energía renovables, nuevos métodos de producción, familias no nucleares, con escuelas y organizaciones radicalmente cambiadas. Todo esto derribará las burocracias, reducirá el papel del estado-nación, exigirá gobiernos más simples, más efectivos y más democráticos. Con algo de inteligencia podría resultar en la primera civilización verdaderamente humana.


La responsabilidad del cambio recae en nosotros, abriendo nuestras mentes a las innovaciones, las novedades y lo aparentemente radical. Significa luchar por el derecho a expresar las ideas, aunque sean heréticas. Las próximas décadas, aunque llenas de trastornos, agitación e incluso tal vez violencia generalizada, no nos destruirán por completo.


La "premisa revolucionaria" asume que los cambios que estamos experimentando no son fortuitos, sino que forman un patrón vivo y perceptible, estos cambios son acumulativos y contribuyen a una transformación gigantesca de nuestra forma de vivir.


Lo que está sucediendo es nada menos que una revolución global, un salto cuántico en la historia.


Somos la última generación de una vieja generación y la primera de una nueva generación, y gran parte de esta confusión, angustia y desorientación personal nos puede llevar directamente al conflicto que existe dentro de nosotros y dentro de las instituciones políticas, entre la civilización de la Segunda Ola y la naciente civilización.


Cuando finalmente entendamos esto, los eventos aparentemente sin sentido de repente se volverán comprensibles, la “premisa revolucionaria” liberará nuestro intelecto y nuestra voluntad. Sin embargo, decir que los cambios que enfrentamos son revolucionarios no es suficiente.


Para poder aprovecharlos, necesitamos nuevas formas de identificarlos y analizarlos. Sin esto, estaremos irremediablemente perdidos. La pregunta básica no es quién controla las organizaciones ahora, sino quién da forma a las nuevas.


Mientras que los problemas políticos miopes agotan nuestra energía y atención, una batalla mucho más profunda ruge debajo de la superficie.


Por un lado, los defensores del pasado industrial y por otro, los que reconocen que los problemas del mundo: alimentación, energía, población, pobreza, recursos naturales, ecología, clima, colapso urbano, necesidad de empleos productivos y gratificantes - no pueden ser resuelto por la cultura antigua.


En una era de cambios explosivos, con vidas personales desorientadas y el orden social fragmentado, hacer preguntas profundas sobre el futuro no es solo curiosidad intelectual. Es una cuestión de supervivencia."



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page